Bordado oaxaqueño, arte que se internacionaliza

El deseo de contribuir a que las técnicas de bordados oaxaqueños no desaparecieran y la posibilidad de ayudar a que los artesanos tengan una retribución justa por su trabajo fueron las causa que motivaron a Fernanda Melo a dedicarse al diseño de modas.

Ha presentado sus creaciones en la Fashion Week de Nueva York, Miami e Italia. Cuenta que cuando los colores y texturas de las prendas aparecen en las pasarelas internacionales, causan asombro entre el público. “Son un éxito seguro. La calidad de su trabajo es más valorada en otros lugares que en nuestro propio país”, afirma.

La egresada de la carrera de Relaciones Internacionales fundó su proyecto propio, Gasa, un espacio que da cabida al diseño artesanal, en el que no sólo se destaca el trabajo con textiles, sino también con palma, carrizo, rafia y chaquira.

“Fuimos pioneros en 2004 en modernizar una línea inspirada en los textiles de la región. Las piezas no sólo respetan su identidad, también son un producto más atractivo para el consumidor”, explica Fernanda.

Los diseños de alta costura que vende van de mil a 6 mil dólares, pueden ser vestidos o blusas con bordados realizados por artesanos de los Valles Centrales, Istmo de Tehuantepec y Tuxtepec. Elabora muy pocas piezas para un público selecto que no está dispuesto a que alguien más porte el mismo modelo.

“Trabajo sobre pedido. Fabricamos dos colecciones, en la más exclusiva hacemos piezas a la medida, pero también tenemos una línea en la que se incluyen otras que cuestan entre 500 y 3 mil 500 pesos”, añade.

El bordado con hilo de seda es de las técnicas que ha logrado rescatar. Refiere que una artesana puede tardar hasta un año en concluirlo para un vestido. “Desgraciadamente la gente no vive de su arte, lo trabajan en su tiempo libre, invierten tiempo, ingenio y dedicación. Esa técnica se hace sobre una tela con bastidor y es muy laboriosa su manofactura”.

Sus creaciones incluyen el trabajo con textiles que habitualmente no se usan en la región, como gasa, lino, chifón y seda. Tiene una tienda en su natal Oaxaca, ubicada en García Vigil 512 A. También se le puede contactar a través de m.facebook.com/fedamg y en la cuenta de Twitter @fedamg.

 

El Financiero 

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*