David Beckham ya tiene el terreno para su estadio de futbol en Miami

David Beckham está un paso más cerca de tener un equipo en la Major League Soccer (MLS) al lograr que 9 de los 13 comisionados del condado de Miami-Dade aprobaran la compra de un terreno de 11,340 m2 por 9 millones de dólares.

El golden boy de Manchester logra, tras 4 años de dura negociación, tener el terreno para poder construir un estadio con capacidad para 25,000 personas en Miami y así  acerca a la ciudad del sur de Florida al mejor futbol del país.

Este terreno se une a otro de 24,300 m2 adyacente que el ex futbolista ya había comprado anteriormente por 19 millones de dólares.

El alcalde de Miami-Dade, Carlos Giménez dijo: “Creo firmemente que la venta de esta propiedad, así como el posterior estadio de futbol, dejarán un impacto positivo y duradero en la comunidad”.

Dicho estadio que supondrá una inversión de 300 millones estará situado en el barrio de Overtown en el condado de Miami-Dade. Después de no lograr situar su estadio cerca del American Airlines (casa del Miami Heat) y después en la Pequeña Habana al lado de los Marlins, equipo de la Major League of Baseball. Ésta será la ubicación del inmueble.

El inconveniente es que en dicha ubicación no hay espacio para construir estacionamientos. Pero el grupo inversionista de Beckham propone que los aficionados del equipo lleguen a la estación Culmen del Metrorail, situada cerca del terreno y continúen con la tradición de los aficionados de la Major League Soccer (MLS) de caminar hasta los estadios en los juegos que se celebran en la primavera y el verano.

El grupo también considera que su cercanía con el río Miami es una vía potencial para que los aficionados que se encuentren en el centro de Miami puedan tomar un bote habilitado los días de partido que los lleve al estadio.

En el plan de acuerdo de Miami-Dade, Miami Beckham United también contempla ofrecer 2,000 espacios de estacionamiento en áreas circundantes, que contarían con servicio de transporte desde y hacia el estadio.

Allá por 2007 cuando el Spice Boy llegó al Los Ángeles Galaxy en su contrato había una cláusula que le permitía poder comprar una franquicia de la MLS por 25 millones que en 2013, con su retiro, hizo oficial.

Se dio un paso grande en el objetivo de que Becks tenga su equipo, ahora falta que la Liga apruebe los terrenos y puedan comenzar las obras de dicho estadio. La intención de Beckham y sus socios es poder tener en 2020 al equipo debutando en MLS.

 

Forbes